Buscar

Luis Pablo García Coronado

la vida deportiva de un tipo "normal"

Etiqueta

piscina

EL CASO IAN THORPE

Así es la vida, llena de altibajos, y lo peor de todo es que cuando te acostumbras a uno de los estados, o bien arriba, o bien abajo, el cambio brusco es terrible.

Todos habéis oído hablar de este excelente nadador, Ian Thorpe, deportista laureado por sus medallas, y sus espectáculos en las piscinas.

Me acuerdo perfectamente la frase que dijo cuando se retiro, comentaba que había viajado por todo el mundo, y que conocía las piscinas de todo el mundo, pero que no conocía ningún país en el que había estado. Se retiraba para eso, para conocer mundo.

Y lo que le ha pasado, me ha recordado al caso de los presos que se tiran años en la carcel, y cuando quedan libres, muchos años después no se adaptan a la vida normal.

Esto es lo que le ha podido pasar a Thorpe y a muchos deportistas de élite, se esperan que la vida es otra cosa, que la vida fuera del deporte es apasionante, y la gente normal sabemos cómo es la vida.

Thorpe empezó a viajar, a ver países, pero no era lo mismo, se imaginaba una vida diferente y la realidad no se correspondía, empezó a buscar otras cosas, fiestas, juergas, alcohol, y algún que otro porro, y empezó la espiral de caida.

Hoy, al ver la prensa, he visto que ha ingresado en una clínica por depresión y alcoholismo, un gran paso, que demuestra lo grande que fue en el deporte, muchos se esconden y no dan este paso, y el final es fatal.

Espero que se mejore pronto, y que recupere el control de la vida, y verá que el mundo, aunque no es como se lo imaginaba, es maravilloso.

Por mi parte, ayer descanso en el entrenamiento, más bien sesión de calidad y de cantidad de cólicos de lactante, jeje. Espero que hoy se me de mejor.

vaaaaamooooooosssss

@luispgcoronado

VIRGIN ACTIVE CAPITÁN HAYA, HASTA PRONTO

No es una despdida, es un hasta pronto…

Este gimnasio tiene parte de culpa de todo lo que estoy haciendo de deporte ahora mismo.

En febrero del año pasado abríamos una clínica en la calle Orense, y pocos meses después, a mediados de mayo abre el gimnasio Virgin Active en Capitán Haya, que buena excusa la proximidad de la clínica para apuntarme a este pedazo de gimnasio.

Unas instalaciones espectaculares, todo a estrenar, y pasado un año y medio todo sigue igual de nuevo.

El personal encantador y muy buenos profesionales todos, con el que más relación he tenido es con Javier, ya compañero de triatlón y buenos momentos, que hoy mismo hemos abandonado una grabación por estar una hora larga tomando un café, aprovechando el buen día que hacia hoy en Madrid.

Por no comentar los momentos que he compartido con Salinas, preparando Half y Ironman durante este año.

Me quedo con muy buenos recuerdos de esta instalación, pero ahora me veo obligado a abandonarlo durante una temporada. Ya no tengo que ir a la clínica de Orense, y dentro de poco me voy a encargar de llevar a Álvaro a la guardería, por lo que no tiene sentido hacer 40´ de bici para ir y volver, teniendo un gimnasio, peor, pero un gimnasio a 5´ de casa.
Otra cosa será cuando vuelva la temporada de preparar triatlones, donde podré volver a disfrutar de la piscina del Virgin, piscina que me ha visto crecer en el agua, ya que he pasado de no aguantar ni 10´ en el agua, a pasar 60´ dentro y casi como si nada.

Dejo por tanto una gran instalación, por problemas de tiempo y desplzamiento, ahora entrenaré en el gimnasio de al lado ed casa y con Spoortool 😉

Muchas gracias por esos buenos momentos de entrenamientos, Virgin Active, pronto nos volveremos a ver.

4 DÍAS PARADO Y VUELTA A LA NORMALIDAD

Por razones personales he tenido que estar fuera de España los últimos 4 días y no he podido hacer prácticamente nada. Digo prácticamente por que si he podido nadar un día unos 40 minutos, pero vamos que me he dedicado a descansar y comer, una parada que siento que me ha venido bien, por que ahora, aunque me encuentro algo hinchado del viaje y de estar 4 días comiendo bastante bien, tengo bastantes ganas de entrenar y tengo fuerzas renovadas.

No notas lo falto que estás de fuerzas, hasta que paras unos días y retomas la actividad, que es cuando ves realmente que necesitas parar y descansar para coger fuerzas, nos obsesionamos con los entrenamientos y pensamos que un día sin entrenar es un día perdido, pero muchas veces no, hay quedescansar. Digo esto, pero sé que yo no soy de los de descansar, seguiré probando los descansos activos, pero no descarto darme algún día más de descanso.

Hoy he vuelto a los entrenamientos, una clase de spinning y 30´ de carrera contínua, para volver a notar las piernas, piernas hinchadas del viaje y de las comidas copiosas. 

Este fin de semana es Astromad, otro Half Ironman, a ver qué tal se me da este triatlón, a pesar de que están muy cercanos estos días de descanso, yo creo que se me va a dar bien, espero que mejor que ecotrimad, estoy entrenando desde la semana pasada más la carrera a pie y la transición de bici a carrera, creo que lo de ecotrimad fue anecdótico, pero por si acaso algún factor de estos ha podido influir quiero entrenarlos.

ME EMPIEZA A GUSTAR LA NATACIÓN

Ayer tuve una sorpresa, de esas que te lleas de vez en cuando. Pude sacar algo de tiempo por la tarde para ir a nadar, no me apetecía mucho, como siempre, el agua es lo que menos me gusta del triatlón, y había sido un día duro de trabajo, pero hice de tripas corazón y me fui a nadar, no tenía mucho tiempo, 30´ y quería aprovecharlos, así que fui al Virgin Active Capitán Haya, a eso de las 17:30 y me puse a nadar.

Sin saber cómo, empecé a notarme con fuerza, y lo que había oido muchas veces de «arrastrar agua» empecé a notarlo en mis propias carnes, realmente pude sabr a qué se refería esa expresión, nadaba, y notaba como cogía agua y me arrastraba, como avanzaba. 

Al verme cómodo decidí meter un poco más de fuerza…, per qué está pasando, me responden los brazo,s puedo hacer más fuerza en cada brazada, y noto que nado más rápido. 

Empecé a sentrime a gusto y contento en el agua, llevo un año nadando, con poca continuuidad y de forma anárquica, la verdad por que no me gusta, o mejor dicho, por que no me gustaba, empiezo a encontrar el encanto y el gusto en la natación, y más ahora que ve que puedo machacarme en el agua.

En el Half de Málaga, como conté en la crónica, fue el primer día que disfruté del agua, nadando a un ritmo normal, y ahora no empiezo a descartar poder nadar con intensidad en un triatlón. Recuerdo mi primer triatlón, se dió la salida, y esperé a que todo el mundo se tirara al agua para yo tirarme después y empezar a nadar sólo, a mi ritmo, despacio y alejado de contacto, ahora sé que eso a cambiado, y que en el próximo triatlón iré con fuerza.

Esta mañana salí a correr, 50´de carrera continua, trotando un poco, sin cargar mucho las piernas que el domingo hago una media maratónd de montaña, y dan nieve, lo que ha cambiado el tiempo otra vez, la semana pasada con tirantes y calor en la casa de campo y este domingo con corta vientos y nieve en Becerril.

Buen día a todos.

INSCRITO A LA MARATÓN DE SEVILLA

Por fin esta noche ha sido una noche relativamente normal, sólo una pequeña pausa a las 12,00 de la noche para dar el antibiótico. Álvaro, que al final tiene la garganta mal, y vuelta a dormir hasta las 5,00 que han sonado los dos despertadores.

Nada más despertarme he ido a la puerta de la habitación de Alvaro, y le he escuchado respirar dormido, cada respiración que hace me lleva a un estado de meditación, como si estuviera respirando yo mismo, le escucho 5 respiraciones y me voy al despacho, agua templada con limón, café con leche muy caliente y ordenador, a inscribirme a la Maratón de Sevilla del 24 de febrero!!!

Mi segunda maratón en 4 meses y con el objetivo de bajar el tiempo de la Maratón de Valencia de 2 horas 51 minutos.
En el post de mañana, día en el que cumplo un año de la operación de rodilla, os resumiré cómo ha sido este año de recuperación, e intentar que veáis la satisfacción que me provoca poder correr una maratón, cuando pensaba que no iba a poder volver a correr distancias largas.

Tras la inscripción, a prepararme, fixie y al gimnasio.

Hoy no tenía que entrenar por la mañana, por que tengo entrenamiento con Javier Ramírez de Arellano por la tarde, pero me apetecía hacer algo.
He trotado 25′ en la cinta a ritmo 4’30» mientras veía el documental del informe Robinson sobre el ciclismo visto desde dentro del equipo Movistar Team, merece la pena que lo veáis para ver la dureza y el sacrificio de este deporte tratado injustamente.

Después de trotar en la cinta, un poco de piscina, tenía que hacer 2 series de 500 metros fuertes, descansando 200 metros entre serie y serie pero no he nadado más de 20 veces en mi vida, por lo que aún no soy capaz de discrepar entre nadar fuerte y suave, simplemente soy capaz de nadar y ya está.

Esta tarde tengo entrenamiento en pista, mañana os lo cuento en mi blog.

Ahora a trabajar y a disfrutar del día.

#vamosahacerdeporte

20130111-094812.jpg

Entrenamiento bajo 0, y natación.

Image

 

Si ayer me quedé un poco dormido, y me desperté casi a las 6.00 de la mañana, hoy todo lo contrario, desde las 3.00 no me encontraba cómodo en la cama, y a las 4.00 e la mañana ya me he decidido a levantarme y ponerme a hacer cosas. Saco adelante  un poco de trabajo, medito, organizo el día, desayuno, leo, todo con calma, con tanta calma, que al final he salido de casa a las 6 menos 5, y he empezado a entrenar pasadas las 6.00.

Hoy tocaba running, he calentado durante 4 kilómetros a un ritmo de 4´30″ aprox, y calentar es un decir, por que a las 6.15 estábamos a bajo 0, marcaba -1º y -2º dependiendo de la zona, pero la sensación no era de tanto frío como ayer, o es que iba totalmente abrigado.

Los 4 km de calentamiento los he terminado justo en el cruce de Serrano con Goya, y parece que el coche de policía que cuida de la tienda Gucci ha sido el que me ha dado el pistoletazo de salida de la primera serie de 4000 m. Se me han hecho duros, ya que al principio estaba la subidita del retiro de la calle Alcalá, el frío, y un poco de dolor de tripa, ha hecho que no me encuentre a gusto del todo. He rodado estos 4 km a una media de 3´40″, después he descansado durante 1 km, y he vuelto con la 2ª serie de 4.000m. 

Esta si que se me ha hecho dura, por que he empezado en la salida del Retiro de la Puerta de Alcalá, y la calle Serrano pica hacia arriba todo el rato, y sobretodo la cuesta que hay a partir del cruce con María de Molina. He terminado con más dolor de tripa, hoy no me he encontrado bien del todo, pero es lo que tiene no ser profesional del deporte y haber terminado de trabajar ayer a las 22.00, y estar despierto desde las 3.00 de la mañana. He hecho estos 4.000 con casi todo de subida a 4´00″, con sensaciones bastante regulares.

He terminado bastante regular, pero lo bueno que tiene esto de entrenar para preparar  un triatlón, es que según terminas destrozado de correr a las 6.00 de la mañana a bajo 0, te queda nadar en la piscina, jeje.

Tenía programado 40´, pero por falta de tiempo sólo he podido hacer 25´, eso si, segundo día que nado, y encontrándome cada vez mejor, aunque en los 5 primeros minutos, tenía sensación de cansancio en los brazos.

Ahora a currar y currar, otra vez hasta las 22.00, y que no falte el trabajo.

#vamosahacerdeporte

UN DÍA DE PERROS.

Image

Después del día que hizo ayer en Madrid, parece mentira que haya amanecido hoy como lo ha hecho.

De hecho no me he dado cuenta hasta que iba a salir de casa, cuando he visto el chat de mis compañeros de 70.3 en el que abortábamos el plan de hacer el carril bici de la carretera de Colmenar y subir hasta donde el clima nos dejara el puerto de la Morcuera.

Tras varios mensajes quedamos en ir al velódromo de Valdelasfuentes para rodar un poco y meternos caña. 

Soy el primero que llego y empiezo a las 9.45 de la mañana, humedad total y una temperatura de 0,5º. Llevaba 15 minutos y ya no sentía los dedos 4º y 5º de ambas mano, la chaqueta y los pantalones los tenía empapados y los pies me dolían del frío. Y quería hacer 2 horas? Me parece a mi que va a  ser difícil. 

Aguanto un poco más esperando a que lleguen los compañeros. 

A las 10.30 y tras 45´ rodando en estas condiciones prefiero parar y cambiar de planes, he hecho 45´ pero de esos que hacen afición, sufriendo por el frío, y haciendo un poco de callo.

A pesar de que el cuerpo y la cabeza me piden ir a casa y estar calentito con Celia Y mi peque, decido entrenar un poco más, paso por casa, dejo la bici, me cambio y voy a nadar a la piscina.

Cuando llego al vestuario aún tengo dormidos del frío los pies, y ya ha pasado más de 1 hora. 

Decido meterme en el baño turco para entrar en calor, me cuesta 20´. Cuando salgo del baño turco tengo una sensación terrible de frío, ronda sobre mi cabeza la sensación de catarro a la vista, miro la piscina, y pienso que se va a meter ahí Rita, pero finalmente hago de tripas corazón y digo «hago un largo o dos y si no entro en calor me  salgo»….., al final los 1.500 metros programados del entrenamiento de mañana, que ya me los he quitado hoy y así mañana puedo hacer casi 90´ de estática y salir a trabajar del gimnasio con menos prisa.

Estos días de frío y sufrimiento, son los que demuestran por qué nos gusta esto, y confirma que el motivo por el que hacemos deporte es por orgullo y satisfacción.

De momento pereza 0 – Luis 1.

#vamosahacerdeporte

 

Sitio web ofrecido por WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: