Este ha sido un fin de semana en el que he tenido sensaciones de todo tipo.

Empezamos el sábado con la celebración de BICO, segundo año qe cubrimos esta prueba, ya que como proveedores de la Federación Madrileña de Triatlón, cubrimos muchos triatlones y duatlones en Madrid, y BICO ya empieza a ser un clásico.

Nada más y nada menos que 2500 particpantes, por su puesto no podemos atender  a todos en la carpa de fisioterapia, pero si estuvimos todo el día tocando piernas.

Ya que iba a estar allí todo el día, me apunté a una de las series para que me contara comom entrenamiento, y para que fuera aún más entrenamiento, lo iba a hacer con la bici de montaña, ya que no quería competir, pero llego el momento de mi serie.

Una hora antes de la serie, salía a las 12:45, y eran las 11:30 aprox, empecé a ponerme nervioso, me doy cuenta que ahora me pongo nervioso con cada carrera, que sale de mi el espíritu más competitivo, no sé si era por el ambien de  competición, o qué, pero empecé a sentirme competitivo, y eso que no iba a competir, os recuerdo que iba a participar en un duatlón sprint con bici de montaña, mientras que el resto lo iba a hacer en bici de carretera, en resumen, se acabó la competición.

Llega la hora de mi salida, doy un par de carreras para entrar en calor, y me acerco hacia la línea de salida, somos unos 250, hay gente popular, pero hay unos 50 que no son tan populares, se les ve con buenas equipaciones, y con buenos tipos.

Se da la salida, no estoy el primero, mi idea inicialmente es aguantar con la cabeza, esto es un entreno, me digo, pero a los 200 metros aprox ya se me ha ido la cabeza, la mia, digo, y me pongo a encabezar la carrera, me coloco en primera posición, y llego a la primera vuelta el primero, hay uno que me sigue los talones por que oigo su respiración en  mi nuca, pero al poco de empezar la segunda vuelta dejo de oirle, por loq eu noto que se ha quedado, voy bien, a gusto y tranquilo, sobretodo sabiendo que en el sector bici no tengo ninguna oportunidad.

Llego el primero a la transición en bici, y cojo mi bici de montaña, empiezo primero la carrera y pienso cuando empezarán a pasarme, llego a garabitas, y veo a un corredor no muy lejos de mi, subo garabitas entero, y no me cojo, le mantengo a una distancia prudencial, delante de mi sólo la moto de la organización. Cando llegamos al llano se nota la bici de carretera y me pasa este corredor, llego a la segunda vuelta en segunda posición, en la segunda vuelta ya hay más corredores cerca de mi, me pasan unos 7 participantes, me asombra que muchos de ellos me animan al verme en la bici de montaña.

Llego a la transición de la bici, iré eñ 7º aprox, y llego con otras 3 personas. Nacho me dice que me saca 40 segundos el primero, veo imposible recortar tanto tiempo en tan poca distancia. Me pongo a correr y empiezo a ver la moto del primero, paso a gente, y cuando queda un kilómetro aprox voy segudno, y tengo al primero a unos 300 metros, tiro como puedo, veo que le recorto, pero me resulta imposible alcanzarle, y entra primero, yo segundo, pero a menos de 10 segundos, pienso que buen trabajo, ha sido divertido el entrenamiento, al final como siempre me machaco más de lo que esperaba.

Hoy he visto la clasificación general, quedé el 20º de la general, a unos 5 minutos del primero, posiblemente en bici de carretera podía haber ganado, pero no era la intención, este sábado era un entrenamiento, y fue un podio de regalo.

El domingo salí a montar en bici, con Nino, Pop, Salinas y Julius, salimos de Alpedrete y habiamos quedado con unos “pros” en Soto, fuimos a buen ritmo hasta Soto, noto que las piernas las tengo cansadas, y que no me encuentro excesivamente bien, normal, el viernes salimos, dormí 4 horas, currando de pie todo el día en la casa de campo dando masajes en BICO, particpando en una de las series donde me forcé más de lo esperado, y lo acusé.

Llegamos a Soto y nos unimos al grupo de “pros”, tenemos que parar para esperar a más gente, y por fin nos ponemos a subior Morcuera, hacía unos 10/12 años que no subía ese puerto. Empezamos Nino y yo los primeros, Nino se queda un pelín a los 3 kilíometros, yo pienso que tengo que seguir a mi ritmo, por que no tengo buenas sensaciones, y si voy al ritmo de otro lo acusaré, así que sigo, pronto me pasa unos de los “pros”, es otro nivel, luego me pasan otros 2, y corono Morcuera sufriendo, los dos últimos kilómetros se me han hecho muy duros, espero a Nino y bajamos a Rascafría, donde nos esperan el resto que se adelantaron cuando esperábamos nosotros. Nos metemos un homenaje de coca colas y pinchos de tortilla, lo necesitaba, por que me notaba vacío de fuerza y de comida.

Nos ponemos a subir Cotos y nada más empezar a subir, veo que no voy nada bien, que no tengo fuerzas, y quedan 10 kilómetros de puerto, toca sufrir. Nos enganchamos a un chico del Movistar Team, pero nos deja en seguida a Nino, Salinas y a mi. AL poco Salinas se queda, y Nino y yo seguimos con el chico del Movistar. Le aguantamos un kilómetro más, y yo le digo a Nino que no voy, me quedo y Nino aguanta un poco más. Después Nino se descuelga y me espera, le digo que voy tocado, y al poco me empieza a dejar, quedan 3 kilómetros y estoy sufriendo bastante. Nino me saca unos 20 segundos, mantengo la distancia y rezo para que termine el puerto. En el último kilómetro hago un ejercicio mental y de fuerza, y saco de donde no hay y consigo coger a Nino, y coronar con él Cotos.

Ha sido un día duro, un día de pájara, pero estos días también hay que pasarlos.

Fin de semana completo, con trabajo, con un podio, segundo del año, no me creo que esté haciendo podios, el año pasado aún por estas fechas estaba cojo, y con una pájara, pero haciendo kilóemtros en bici que es lo que me interesa para Ecotrimad.

Vamos a por la semana!!

Anuncios