Hoy tocaba el primer entrenamiento serio después del Ironman Challenge de Vitoria. Tampoco es que fuera un entrenamiento excesivamente duro en condiciones normales, pero si sólo 10 días después de un Ironman y habiendo entrenado simplemente running, sin natación y sin ciclismo.

Sigo por tierras de Zahara de los Atunes, un sitio en el que apetece perderse, no sólo en verano, si no también a mitad de temporada, y hemos vuelta a salir a trotar Monchi y yo. Hemos ido juntos los primeros 6 kilómetros, a un ritmo de carrera de conversación, es decir, a un ritmo en el que cómodamente podemos ir hablando.

A partir del kilómetro 6 la cosa cambiaba. 2 kilómetros más a 4:30, esto puede ser normal, la semana pasada estaba corriendo a este ritmo 45/50 minutos, luego otros 2 kilómetros por debajo de 4:20 esto ya algo más duro, sobretodo con el sol cayendo a plomo sobre la cabeza, y eso que eran las 9:30 de la mañana.
Los otros 2 siguientes kilómetros bajan de 4:00, qué alegría!!! hace más de un mes que no corría por debajo de 4:00 el kilómetro, y me ha hecho feliz ver en el garmin que estaba corriendo a 3:50 en algún tramo, haciendo estos 2 kilómetros a 3:58 y 3:56.
Los dos siguientes kilómetros según el plan de Brian Treacy tenía que hacerlo a ritmo de 3:50, y los he hecho a 3:45 y 3:43, por lo que no me puedo quejar, aunque el último kilómetro tengo que reconocer que se me ha hecho duro la verdad es que simplemente 10 días después del ironman corriendo de nuevo por debajo de 4:00, y estando de vacaciones, con los excesos que ello supone, la verdad es que lo hubiera firmado antes del 28 de julio, y sobretodo sin tener ninguna molestia en el tendón.

Mañana entrenamiento algo más duro que el de hoy, a seguir avanzando con las vistas puestas en sanserunin.

buen día a todos y gracias por seguirme.

Anuncios