Esta semana está siendo una de las más raras en cuanto a los entrenamientos. Yo cero que es por cansancio y por que esta semana ha aflorado todo lo de los últimos meses.

la semana empezó bien, con un rodaje, el martes tocaba sesión dura, con cambios en los entrenamientos para coger fondo, series largas. Fui al gimnasio a hacerlas en cinta, estaba cansado y era por la noche, casi las 21:00, pero saqué fuerzas para ir, me ha pasado en otras ocasiones en las que me da mucha pereza salir de casa, pero luego empiezo a entrenar y me animo, la cosa cambia, pero el martes no fue así…, Álvaro había pasado mala noche, con otitis, a penas pudimos dormir, y lo pagué en el entrenamiento. Sólo pude hacer la mitad de la sesión que tenía programada, pero no me vine a bajo, ha sido de los pocos días de entrenamiento en los que he fallado, el resto los estoy cumpliendo en un porcentaje bastante aceptable.

Esa noche más de lo mismo, tocaba dormir mal de nuevo, pero esta vez por mi culpa…, me desvelé tras pedirme Álvaro un poco de agua a las 2:30 de la mañana y ya no me volví a dormir. El día fue duro, muy duro, pero saqué fuerza para entrenar, para rodar un poco,  y contrariamente a lo que me esperaba, me encontré bastante bien.

Hoy toca retomar la normalidad, viene un fin de semana largo por delante, para poder entrenar con más calma, y para poder descansar.

Vaaaaamoooosss, que ya queda poco para el día “D”, y a pesar de estos pequeños contratiempos, sé, cada día más, que lo voy a conseguir!!!

 

Anuncios