Aún recuerdo el post que puse el primer día que empecé a nadar hace no mucho. Me metí en la piscina y cuando creía que llevaba 30´ nadando, no había pasado ni 10´. a partir de este momento me dí cuenta que lo de la natación iba a ser mi punto flojo, y así fue y así sigue siendo.

Siempre he salido en mala posición del agua, si es verdad que he mejorado un poco, pero debido al gran margen de mejora que tengo, no por que estuviera haciendo nada especial, si no por que simplemente por el hecho de nadar algo, pues algo hace.

El año pasado fui salvando situaciones en el agua poco a poco, y con el Half de Guadalajara di por terminada mi temporada en el agua. la verdad es que ya en agosto no nadé nada, pensé que con lo que había nadado para el Ironman de Vitoria de julio sería suficiente.

Nunca me ha gustado nadar y nunca lo he disfrutado…, hasta que hace 3 semanas, gracias a Nacho Téllez de Diablillos de Rivas, empecé a ir a nadar con ellos. Llevo 4 sesiones de natación, y cada día he nadado más de 2.000  metros, yo creo que nunca he nadado tanto, y en tan sólo 4 sesiones, no sólo estoy notando una mejoría importante, siendo un paquete que soy en el agua…., si no que además me está gustando. Allí se juntan unas 40 personas cada noche a las 22:00, y aunque da mucha pereza ir hasta allí, el ambiente es totalmente motivador, y sin darte cuenta estás nadando una hora a tope.

Este año no se me va a resistir nada….

Vaaaaamooooossssss

Anuncios