Efectivamente, la suerte está echada, ya no se puede hacer nada más. Mañana a las 11:00 de la mañana empieza una nueva competición, ECOTRIMAD, en Buitrago de Lozoya, un Half Ironman, con 1.900 metros de nado, que al final si se nada, y con neopreno seguro, 75 kilómetros duros de bici con constantes subidas y bajadas, y 21 kilómetros exigentes también con subidas y bajadas.

No es un objetivo principal, la idea es hacerlo lo mejor posible pero sin exprimirme, ya que si que quiero reservar para Astromad.

Mañana nuevamente la he liado, no sé cómo me apunté, pero salgo de nuevo con los élite, aunque en este caso no es tan importante por que no hay opción ni de doblar  ni de descalificarme, las chicas élite salen 2´ después, sólo espero no llegar el último de las chicas… 😉

Para terminar con la preparación de esta semana, estoy cumpliendo con el entrenamiento que s comentaba ayer. 

Ayer salí a correr por la noche, hice 75´de carrera contínua, quizá demasiado para 48 horas antes de la carrera, pero me apetecía, esta mañana he nadado 1.000 metros suaves, sin forzar, ni castigarme, sólo para moverme un poco dentro del agua, y seguir sumando metros. A mediodía iré a pilates a estirar bien las piernas y los brazos, y por la tarde saldré con Salinas y Nino, compañeros de batalla también mañana a rodar un par de horas en las bicis. Mucho para el día de antes en principio, o aparentemente, pero trabajo con suavidad y tranquilidad, estaría peor si em tomara el día hoy de descanso total, lo siento, pero soy así, y no puedo cambiar a estas alturas de la vida.

Mañana os cuento qué tal la batalla, en principio va a hacer un tiempo regular, con lluvias, por lo que habrá que extremar las precauciones en la bici.

Buen fin de semana a tod@s.

Anuncios