O por lo menos espero que así sea. Y además sarna con gusto no pica.

Ayer por la mañana no pude entrenar, y tuve que entrenar por la noche, algo más de 60´de carrera continua a ritmo suave, ritmo que me dijo Víctor que tenía que seguir, y la verdad es que a veces me costaba ir a ese ritmo por que se me aceleraban las piernas, pero sabía que tenía que ir tranquilo, y sobretodo sabiendo que hoy por la mañana iba a tener que hacer el entrenamiento del día, por que durante el día no voy a poder.

Mientras corría ayer, me acordé de mi amigo Monchi, con quien he salido en verano a trotar en alguna ocasión. A pesar de ser un gran deportista, haciendo deporte prácticamente a diario, tiene un problema de revoluciones cardíacas, se le pone el corazón a 180 a la mínima, y tiene la capacidad de aguantar bastante rato a esas pulsaciones, pero no creo que sea muy bueno. Por eso este verano le decía “tienes que educar a tu corazón, baja el ritmo, entrena según pulsaciones, y olvídate de ritmos durante una temporada”, y eso es lo que tuve que hacer ayer, olvidarme de la velocidad a la que iba y centrarme en los entrenamientos a futuro, por que además todos los entrenamientos suman, y para correr deprisa, hay que entrenar algunos días despacio.

Esta mañana he vuelto a entrenar, además he dormido regular, primero el peque tosiendo a la 1 de la mañana y luego yo que me he despertado a las 4:30 y ya no he conseguido dormir. A las 6:00 me he tirado a la calle, al retiro de nuevo, a hacer más kilómetros y la técnica de carrera que tenía que hacer hoy con 8 progresivos de 100 metros. Me gusta el entrenamiento que estoy realizado, metiendo variantes, y aunque sólo estoy corriendo todos los días hago algo diferente.
Esta mañana también hice la parte de gimnasio que me tocaba, por lo que el resto del día para seguir trabajando.

Ya queda menos, menos de 60 días!!!!

VAAAAAAMOOOOOOSSSS!!!!!

Anuncios