Este fue el objetivo que me marqué el 1 de enero de 2013, preparar la San Silvestre Vallecana, pero fue después del Ironman de Vitoria cuando tomé conciencia del reto…, los meses de antes me había dedicado a larga distancia, el mes de agosto me lo tomé de medio descanso, aunque empecé a correr a los dos días de haber hecho Vitoria, tenía ganas de empezar a preparar el reto. 

Sabía que quería hacer la San Silvestre bien hecha, pero cuánto era bien hecha para mi?! No sabía realmente que tiempo ponerme como meta, el año pasado me había marcado hacer 34´ y una gastroenteritis me postró desde 4 días antes a la San Silvestre y sólo la pude hacer trotando algo por encima de 37:30.

Si el año pasado quería hacer 34´ y este año he entrenado más que el año pasado.., por que no hacer 32´? Pues eso es lo que me propuse, y menos mal que apareció Víctor Rodríguez, por que si no, no sé cómo podría haber preparado esta carrera durante 4 meses.

Han sido 4 meses increíbles, agosto no lo cuento por que fue un pequeño descanso, activo, pero descanso. Han sido 4 meses duros, muy duros, en todos los sentidos, no sólo en el deportivo, lo que ha hecho que el deportivo haya sido más duro aún. He tenido que acostumbrar a mis piernas a pasar de la resistencia a la velocidad, y aunque a día de hoy, no he conseguido bajar de 35´ en ninguna carrera, estoy seguro que el día 31 trabajará a tope mi cabeza, que es la que ha conseguido que haga otros retos.

Esta última semana de entrenamiento ha sido difícil, posiblemente podría calificarla como mala, con malos tiempos, y malas sensaciones, pero no pasa nada, es normal, las fechas en las que estamos, excesos navideños…, y demás, pero hoy por fin me he vuelto a encontrar bien, y mañana y pasado tengo como objetivo disfrutar del gran día.

Por fin, a falta de 48 horas, me siento feliz, y con ganas de hacer la carrera.

Anuncios