Ayer fue un día especial…, un día en el que me reencontré con cosas del pasado. 

Por un lado pude hacer una sesión doble de entrenamiento, a mediodía y por la noche, no recuerdo cuándo fue la última vez que hice una sesión doble, pero desde luego debió ser durante los entrenamientos del Ironman de julio, por lo que desde entonces nada.

Por otro lado me reecontré con el agua. La última vez que nadé fue en el Half de Guadalajara el primer fin de semana de septiembre. Fui a nadar con el equipo de Nacho Tellez, y me vino bastante bien, ya que al entrenar con un grupo, no te queda más remedio que nadar, por que si no, a las 22:00 de la noche, primero, sólo no habría acabado en la piscina si no en la cama, y segundo, no hubiera aguantado más de 20 minutos, y ayer fue una sesión de una hora de natación, con series y ejercicios, la verdad es que muy provechosa.

Así que ayer me volví a encontrar con mi yo triatleta, jeje, he dejado de ser un poco runner y vuelvo a ser triatleta, pero este año, ya he aprendido lo del año pasado, no puedes abandonar lo que has ganado, por mucho que haya mejorado los tiempos corriendo, si ahora no sigo trabajándolo, lo normal es que al entrenar la bici y la natación pierda en la carrera, por lo que no lo voy a hacer, tendré que hace pocos entrenamientos, pero de calidad, y siempre exigirme por encima del 100%, y lo mismo voy a hacer en los entrenamientos de bici y de natación , por que si no va a ser muy difícil que pueda aumentar el rendimiento en estas disciplinas,

Así que empieza mi temporada de triatlón, vamos a por ella.

Vaaaamooooooooooooooooooooooooosssss

Anuncios