Otra semana de paliza, viviendo en la fila línea que separa el entrenar del sobre entrenar, del cansancio, y del agotamiento, del disfrutar y del sufrir.

En esta semana he vuelto a doblar entrenamientos todos los días menos el martes que es el día de ayuno. 

El lunes hice estática y nadé, el martes 60´ de running en ayunas, el miércoles, estática y nadar, el jueves series running y nadar, y esta tarde compito en la Legua (doble legua) nocturna del Club Corredores.

Todo esto no es fácil, mola contarlo, y mola ver resultados, este mes he salido en la revista running y triatlón corriendo con Chema Martínez y los hermanos  Mola, cada vez entreno mejor, y creo que voy a competir bien en los triatlones a pesar de mis limitaciones en entrenamientos, pero de verdad que el día a día es duro, sobretodo lo de salir de casa, de la cama de mi hijo a las 9:45 para ir a nadar de 22 a 23 a Rivas, no está siendo fácil, pero nadie nos dijo que fuera fácil, y seguro que pronto escribiré sobre los resultados de estos sacrificios.

Vaaaaaaaamooooooossssss

Anuncios