Mañana voy a la Casa de Campo a hacer el último triatlón de la temporada antes del Ironman de Gandía de octubre, además es un triatlón olímpico, que he hecho muy pocos y creo que es una distancia en la que puedo disfrutar mucho.

El mes de septiembre está siendo un mes raro, muy cansado, sin encontrar un buen ritmo de entrenamientos, sin competir, posiblemente pasando factura el verano, y su vuelta a la normalidad.

Por eso me tomo la carrera de mañana con el objetivo único de divertirme, como todas, pero en este caso, más que en otras, por que en las otras siempre me exijo algo más que la propia diversión, por que en todas las carreras voy a tope, y aunque mañana también voy a ir a tope, sé que a lo mejor los tiempos y el resultado no es bueno, pero da igual, por que el objetivo de mañana es diversión.

Llevo dos meses sin apenas nadar, no nado desde el Half de Guadalajara, precisamente lo que peor se me da es lo que menos he podido entrenar, a ver si llega ya octubre y puedo volver al horario normal de piscina a las 22:00 horas que es cuando me viene bien.
Correr me está costando mucho, salgo a correr y es no me cuesta, pero si subir los ritmos, y en la bici no he montado a penas, menos en la fixie que sigo haciendo unos 15/20 km de media al día, jejeje, seguro que de algo sirve.

Así que mañana a divertirme, a tooooopeeeee, pero con el objetivo de divertirme.

Vaaaaaaaamooooooooosssssss

Anuncios