Este domingo llega la primera prueba seria, un 10.000 clásico, el de Canillejas, el trofeo José Cano, con un recorrido favorable, con un desnivel negativo, vamos, que tira un poco hacia abajo.

Ayer estuve entrenando haciendo unas series en pendiente hacia abajo, esta mañana, una tirada de 50´ con un poco de intensidad, las sensaciones empiezan a ser buenas, pero las pruebas de fuego son las competiciones, las carreras, no sirve de nada tener buenas sensaciones entrenando, si luego llega el día de la competición y no se puede ir al ritmo que se quiere…

Necesito que el domingo salga bien la carrera, sé que si no sale como quiero no pasa nada, pero puede ser motivador, en vistas a las siguientes competiciones que tengo durante este mes, y sobretodo para la San Silvestre.

Ayer hice el entrenamiento que tenía programado para el domingo. El domingo salí a entrenar, bastante hecho polvo, ya que el sábado por la noche me dio un “chungo” en la tripa. Así que el domingo salí a trotar, camino al retiro, pero cambié un poco el recorrido, y bajé hasta la Castellana, era la carrera de las aficiones, la del Madrid y el Atleti, y pensé en meterme en la carrera para ver el ambiente y de paso bajar hasta Cibeles, y luego subir al Retiro a terminar el entrenamiento.
Cuando llegué a la carrera, casualidad, me encontré a algunos de los amigos del barrio, con los que entreno muy de vez en cuando, y me enganché a ellos, y al final hice la carrera, desde casi el Bernabéu hasta el Calderón, y luego vuelta trotando. No era el entrenamiento que tenía programado, pero da igual, da gusto correr con esta gente, y poder disfrutar de un domingo de muy buen tiempo, así un día de entrenamiento que se iba a hacer duro, por encontrarme regular, se convirtió en un gran día.

Vaaaaaamoooooossss a seguir entrenando, cada vez queda menos!!!!

Anuncios