Ayer tuve la oportunidad de participar en el Campeonato de Madrid Cross larga distancia (10km), y fue gracias a Javier Ramírez de Arellano, que contó conmigo para que participase con A.D Sprint.

El día no era el más idóneo, no por el clima, que hizo un día estupendo, tampoco por la hora, era a las 13:45, muy buena hora, si no por las condiciones en las que llegaba después de la semana del nacimiento de Mara.

Mara nació el miércoles, esa noche la pasamos sin dormir, las dos siguientes noches durmiendo en la clínica a ratos en un sofá, y el viernes y el sábado ya en casa durmiendo no más de 4 horas y a ratos. Esto es lo que tiene ser padre, te olvidas del descanso, te dedicas a ayudar a una vida nueva a salir adelante.

Aún así, y con sólo un poco de carrera continua el sábado, fui al cross. Yo era el cuarto participante del equipo, un equipo muy veloz, yo en la cola, pero por la lesión de otro compañero me veía en la obligación de hacerlo lo mejor posible.

En el calentamiento pude ver el nivel que había, gente a la que sigo en las redes sociales, campeones de España, triatletas olímpicos, y yo pensando, pero qué hago aquí si soy un popular padre de familia….

La salida fue una locura, mucha gente peleando por las posiciones, y en la primera curva un embudo con zancadillas y golpes, es duro, pero piensas, cómo mola esto!!!!

El resto de la carrera, cuatro vueltas de sufrir y sufrir, sobre cesped, arena, con algún repecho, y muchas curvas…., creía que nunca terminaba.

Cruce la meta en 35:10, contento por el resultado, por que ahora mismo no estoy en mejores tiempos, pero por desgracia quedamos el equipo en octava posición y no nos clasificamos para el Campeonato de España, qué pena!! Pero nos escribimos el equipo nada más terminar para unirnos y seguir peleando, para conseguirlo en el futuro, y yo agradeciendo hasta el infinito que hayan contado conmigo

Vaaaaaamooooooossssssss

Anuncios