Efectivamente, todo llega, y empiezo la última semana.

Semana en la que empiezo a disfrutar del trabajo realizado durante casi 9 meses, de los entrenamientos, de los amigos, de las competiciones, de las pocas horas de descanso, para poder llegar al estado en el que me encuentro ahora mismo.

Ha llegado la semana, y me encuentro según lo planeado, con ganas, reservando la euforia para el domingo, y reservando el mejor entrenamiento para el domingo. Ahora a activarme un poco tal y como me enseñó este fin de semana Coque, a entrenar a ritmos intensos, pero cortos, tal y como lo tenía pensado.

Comer y descansar…, pues no os voy a engañar, no voy a hacer grandes cambios, ni he dejado la cerveza en toda la preparación, ni he conseguido comer bien, por lo que no lo voy a cambiar en una semana, jejejejeje.

Queda contar como voy a hacer el último sector del Ironman, la maratón, mi carrera favorita, y además se donde voy a viajar en la maratón.

Durante la maratón viajaré a noviembre de 2012, a la primera maratón que hice después de empezar  hacer deporte de nuevo, a esa maratón en la que me acordaba las palabras del médico “no podrás volver a correr”, esa maratón en la que lloré al cruzar la línea de meta.

Aquel día me sentí ágil, me sentí volar, me sentí a gusto, y sólo tenía una cosa en la cabeza, disfrutar y correr, disfrutar de cada paso, de cada zancada, de cada kilómetro…., y eso es lo que voy a hacer el domingo en Madrid.

Esta semana tengo un trabajo duro, tengo que planificar a quien voy a dedicar los últimos kilómetros de la maratón, para que me ayuden y me empujen al final del Ironman.

Todo llega, a sido un placer, nos vemos el domingo en la Puerta del Sol, en el km 0!!

Vaaaaamoooooossssss

Anuncios