Esta es la situación actual.

Este sábado tengo examen de oposición, y me estoy dando esta semana un atracón de estudio, lo que me está generando algo de ansiedad, que unido a otros temas laborales y demás, el nivel de ansiedad es de casi un notable, no un notable alto, pero si un buen notable, lejos del bien 😉

La anisedad se traduce en “no paro de comer” y sobretodo “no paro de comer guarrerías”. Llevo así cosa de 3 semanas, por lo que he podido engordar en estas 3 semanas un par de kilos o tres, la verdad es que ni me peso ni me quiero pesar. También estoy entrenando poco, por que me levanto aún más pronto de lo normal, entre las 3:30 y as 4:30 para aprovechar y estudiar, por lo que por las noches no voy a nadar, y sólo hago una sesión al día.

Debería estar en las semanas de entrenamiento más duro para el Ironman, pero la realidad es la siguiente:

– No toco la bici de carretera desde el Half de Guadalajara.

– No nado desde el Half de Guadalajara

– Estoy más gordo

– Casi no tengo tiempo para entrenar.

Pero tranquilos, si es que alguien se ha puesto nervioso. Estoy deseando hacer el Ironman, tengo muchas ganas de hacerlo, como siempre tendré que sustituir as carencias del mes y medio antes del Ironman con trabajo de cabeza, que es mi fuerte, por la gran cabeza que tengo en todos los sentidos, y además, a partir del sábado que haga la oposición, aunque no sea lo que corresponde voy a ver si me puedo poner al día en natación y ciclismo.

Vaaaamoooooossss

Anuncios