Esta semana me estoy tomando los entrenamientos con calma, y sobretodo dedicando tiempo a la cabeza para planificar los entrenamientos a partir de la semana que viene.

Tengo una sensación de nervios, esos nervios de cuando piensas que algo bueno va a pasar, y esta vez estoy convencido de que van a pasar cosas buenas, tengo ganas de empezar el curso nuevo con nuevas motivaciones, nuevas ilusiones y proyectos antiguos, pero que los voy a tomar como nuevos.

Esta semana he hecho bici, 50´ de estática, con intensidad, nada más, quiero llegar a la carrera de mañana de Cerceda descansado, no por que lo quiera hacer especialmente bien, por que saldré con intensidad pero no a tope, si no por que quiero ver cómo llego a los 8 kilómetros de la Sanserunin del sábado.

En la bici esta mañana he hecho una pirámide, con música, subiendo la intensidad con cada canción, hasta llear al 70% de esfuerzo y luego bajar, ha estado bien, la verdad es que ahora hacer 50´ de entrenamiento me da la sensación de no haber hecho nada, pero lo he hecho.

Después del entrenamiento he venido a trabajar, mañana tranquila, pero de esas en las qe hay que hacer cosas todo el rato, y se me pasaba por la cabeza las declaraciones de ayer de Bale, el futuro jugador del Madrid, en las que decía que “se ponía en rebeldía” y no iba a entrenar.. Me preguntaba yo viniendo al Hospital…, y si me pongo hoy en rebeldía y no voy a trabajar…., qué pasará??? Pues no lo sé por que no soy capaz de hacerlo, que pena no ser futbolista de sueldo galáctico que hace lo que le da la gana y se rie de la afición que le aplaudió.

Buen día a todos y a seguir avanzando.

Anuncios