Junio de 2013 no va a ser uno de los meses que voy a conservar en mi memoria como de los mejores, aunque ha tenido cosas buenas, en lo deportivo, era un mes del que esperaba mucho y en el que me están saliendo las cosas regulares, pasando por una pájara en Ecotrimad, el abandono por causas técnicas en Astromad, la rotura en el dedo gordo del pie, y para colmo, el dedo me está permitiendo correr, pero me ha aparecido una molestia constante en el tendón de aquiles del pie derecho…

Esta molestia empezó la semana pasada, como llevaba varios días sin correr por los 4 días de viaje, al rpincipio lo asocié a eso, pero no sólo no se me pasa, si no que se está haciendo constante a lo larg de todo el día.

El motivo? os va a parecer una tontería, pero ya me ha pasado en alguna otra ocasión. El fin de semana que estuve fuera, pasé casi los 4 días en chanclas, y este cambio de calzado ha sido el que me ha provocado que se despierte este dolor.

Lo bueno es que me duele en cuantro planto el pie en el suelo, pero según pasa el día, y entra en calor, se pasa el dolor, por lo que debe ser algo inflamatorio, y fuera de peligro de pequeñas roturas.

Ayer volví a correr, como os decía el dedo gordo del pie, extrañamente perfecto, a pesar me molesta, quizá camuflado por el dolor del tendón de aquiles.

A día de hoy, jueves, voy a entrenar suave este mediodía, algo de estática y si tengo tiempo nadar, mañana probaré atrotar de nuevo, y creo que listo para el domingo, triatlón Half del que nuevamente tengo unas ganas tremendas de hacer, y además se corre a mi hora buena, a las 7:00 de la mañana, cuento con ventaja por que es la hora a la que entreno normalmente 😉

Buen día a todos, y mañana más y mejor.

Anuncios